Sentencia de Dios al hombre antes que el día comience: Día Tercero.  

Por Fr. Jorge Fraustro, ofm

 

          Miércoles 26 de agosto, con la gracia de Dios estamos iniciando este día. Este lugar en que está ubicada nuestra casa fray Bartolomé Laurel es aún bastante tranquilo, pero ya se oye en torno a nosotros el murmullo del comenzar del ajetreo diario; la gente vuelve a sus tareas, es momento de volver a enfrentar la vida, esta vida don de Dios, esta vida bella. Así exactamente como lo canta el himno de laudes de este día:

Sentencia de Dios al hombre

antes que el día comience

que el pan no venga a tu mesa

sin el sudor de tu frente

          Pues también nosotros estamos listos ya para unirnos a este ritmo del mundo y comenzaremos con santificar el tiempo alabando a Dios en su Trinidad y perfecta Unidad. Nos reuniremos en la capilla de esta casa y al ritmo de la respiración cantaremos los salmos como oración de toda la Iglesia, oración de la humanidad entera, de la creación y el universo entero; escucharemos la palabra de Dios y la lectura patrística que nos tiene que llenar el corazón de sabiduría, es decir, de aquel que es fuerza de Dios y sabiduría de Dios: el Señor Jesucristo.

          La oración de oficio de lectura y laudes fue presidida este día por fray Ricardo Rodríguez, y como antifoneros fray Alejandro Juárez y fray Efraín Nieves, fray Gerardo Crespo hizo la lectura bíblica y fray Francisco Romero la lectura patrística. Fue el mismo fray Ricardo quien a continuación presidió la Eucaristía y en su emotiva homilía nos habló sobre la gran necesidad que tenemos de convertirnos a Dios como personas individuales y como fraternidad provincial. Estamos enfermos física y espiritualmente, somos esclavos de pasiones y pecados, no basta conocer a Dios, es necesario seguirlo. El diablo conoce a Dios, mejor que cualquier teólogo, pero no lo sigue ni lo ama, ni lo obedece.

          Todo este trabajo que estamos realizando, las metas los objetivos, los modos, las actividades, de nada sirven si no hay conversión. Hay esperanza para nosotros como individuos y como Provincia, si estamos enfermos, Dios nos puede curar, si estamos muertos Dios nos puede resucitar.

          Este día el moderador en turno es fray Norberto Herrera. A las 10:00 am iniciamos nuestro trabajo en grupos trabajando sobre las propuestas de misión y evangelización, esto nos ocupó hasta las 11:00 am.

          Regresamos a la Sala Capitular, se hizo la oración para implorar la asistencia divina y en seguida se procedió a la lectura, corrección y aprobación de las actas de las dos sesiones anteriores.

          Hoy hubo un espacio para la lectura de la crónica, que en verdad yo no le veo sentido que se lea la crónica aquí en la Sala Capitular, yo creo que más bien la crónica tiene como objetivo comunicar lo sucedido a quienes en este momento no están presentes viviendo los acontecimientos, pero en fin se leyó lo correspondiente al 25 de agosto.

          En seguida vino la instrucción de fray Norberto sobre cómo trabajaríamos este día. Se presentó el resultado de los trabajos en grupo a las propuestas del Secretario de Misión y Evangelización. Uno por uno y de la manera más ordenada, los grupos fueron presentado los resultados de sus estudios.

          Nuevamente tuvimos problemas con la cuestión del lenguaje jurídico: Una propuesta, un modo, un como, un vel. ¿Cuál es la diferencia entre estos términos? ¿en qué se asemejan y en qué son diferentes? Nuevamente recurrimos a nuestros canonistas que nos sacan de estos apuros. Tal vez para algunos estas cuestiones parecieran minucias, pero el lenguaje jurídico tiene que ser muy exacto.

          Tuvimos luego un momento de descanso y reiniciamos el trabajo a la 1:15 pm con la lectura de un comunicado de los hermanos de la Provincia del Santo Evangelio en el que nos desean éxito en nuestro Capítulo.

          Los hermanos oficiales del capítulo nos envían a nuestras pantallas de manera gráfica el proceso para la votación de las propuestas… seguimos aprendiendo.

          Después de hacer las votaciones correspondientes pasamos a la capilla a rezar la hora intermedia y de allí a la comida que es también un momento de descanso y de encuentro fraterno.

          A las 16:00 pm reanudamos el trabajo. Habíamos tenido un clima muy agradable, pero hoy hemos tenido un día bastante caluroso, y comenzar el trabajo a esta hora, resulta especialmente pesado, pero hay que seguir con mucho ánimo.

          La agenda de la tarde comenzó con un momento de oración, luego un video sobre nuestro Capitulo, preparado por los hermanos oficiales encargados del manejo de las computadoras. Después de esto, se presentó el informe del Secretario de Formación y Estudios, fray Maximino Rangel, al final del informe muy preciso y claro, vino el tiempo para hacer preguntas y aclaraciones sobre el mismo.

          Luego volvimos al trabajo en grupos por media hora y al término de ésta, el tiempo de la oración en la capilla donde tuvimos nuestro acto pío y el rezo de vísperas.

Hora de la tarde

Fin de las labores

Amo de las viñas

Paga los trabajos

de tus viñadores

          La cena de hoy fue algo muy especial ¡Hubo taquitos!, sabrosísimos. Los disfrutamos muy agradecidos por la providencia divina que nunca nos olvida. Así llegó la hora del descanso, la hora de dormir, no sin antes agradecer a Dios por la jornada.

Si poco fue el amor en nuestro empeño

de darle vida al día que fenece

convierta en realidad lo que fue un sueño

tu gran amor que todo lo engrandece.

          Y así llegamos al final del tercer día de nuestro Capítulo.