Nueva Casa Religiosa de la Provincia de San Pedro y San Pablo de Michoacán

Imagen1.jpg

El día 11 de octubre de 2014, su Excelencia, D. Rafael Sandoval Sandoval, M.N.M., Obispo de la Tarahumara, envió al Ministro Provincial, Fr. Eduardo López, OFM, solicitud formal para contar con la presencia de los Frailes Franciscanos en la Diócesis de Tarahumara; concretamente, para encomendarles la cura de la Parroquia de la Sagrada Familia, en Carichí, Chih., Parroquia conformada con población indígena y mestiza.

La Parroquia de la Sagrada Familia, de Carichí, está integrada por varias Comunidades, cuyo número de habitantes varía desde 700 hasta más de mil. Casi todas las Comunidades tienen su templo y algunas de ellas viven en extrema pobreza. Hay alguna escuela, dispensario médico y, normalmente, las casas están dispersas por la Sierra, pero se reúnen para sus fiestas.

Se trata de una Parroquia Misión importante para la Diócesis de Tarahumara y, por la historia de Diócesis, se sabe de la presencia de los Frailes franciscanos en los territorios de la misma. La parroquia ha sido administrada por más de treinta años por los Religiosos Redentoristas, quienes, por falta de personal, se han visto obligados a dejar esta misión. Hoy se espera que los Frailes Menores puedan aportar a la Diócesis, en el territorio a ellos confiados, la impronta de la Fraternidad.

El Congreso definitorial, reunido en sesión ordinaria, los días 11 y 12 de noviembre de 2014, tomó la decisión de aceptar la solicitud presentada por su Excelencia, D. Rafael Sandoval. Después de comunicar formalmente al Sr. Obispo la aceptación de la Parroquia, se estableció, de común acuerdo con D. Rafael Sandoval, la fecha del día 15 de febrero de 2015 para la entrega de la Casa y Parroquia.

 Imagen2.jpg

En ese día, 15 de febrero de 2015, importante para vida de la Provincia de San Pedro y San Pablo de Michoacán y para la Diócesis de la Tarahumara, se dieron cita en la Parroquia de la Sagrada Familia, de Carichí, el Sr. Obispo, D. Rafael Sandoval Sandoval, M.N.M., el Ministro provincial, Fr. Eduardo López Ramírez, OFM y el Ministro provincial de los Padres Redentoristas, Fr. Adalberto Alfaro López, CSsR. Por parte de la Diócesis asistieron entre otros sacerdotes, el Vicario episcopal, Mons. Héctor Fernando Martínez Espinoza. De los PP. Redentoristas estuvieron presentes los Hermanos que integraron la Comunidad saliente: el P. Luis Hernández López, superior y responsable de la pastoral mestiza. El P. Ignacio Becerra Trigueros, responsable de la Pastoral diocesana y el P. José Francisco García Narváez, párroco y responsable de la pastoral Rarámuri-Mestiza. Por parte de nuestra Provincia, estuvieron presentes: Fr. Gerardo Frausto Rivas, 

Secretario de Provincia y Definidor, Fr. Norberto Herrera Gutiérrez, Definidor (por cierto, nacido en Carichí), Fr. Ricardo Núñez González, Definidor, y Fr. Mariano Luna Martínez.

La primera Fraternidad de esta nueva Casa de “La Sagrada Familia” está conformada por los Hermanos Fr. José Antonio Segoviano Núñez, Guardián y Párroco, Fr. Francisco Xavier Arana Sánchez y Fr. Martín Padilla Soto.

Imagen3.jpg

En la Eucaristía solemne, celebrada en el templo parroquial y presidia por Su Excelencia D. Rafael, Fr. José Antonio tomó posesión de la Parroquia y sobre el Santo Altar fueron firmados los nombramientos de Párroco y Vicario, de Fr. José Antonio y Fr. Francisco Xavier, respectivamente.

Imagen4.jpg

Participaron también, en la Eucaristía, algunos fieles de la Parroquia, entre mestizos y Rarámuris; las Hermanas Siervas del Sagrado Corazón de Jesús de los Pobres; Hermanos y Hermanas de la Orden Franciscana Seglar de San Antonio de Chihuahua y Cd. Juárez. Entre los miembros de la Comunidad Rarámuri de la Parroquia, un grupo de jovencitas, del Colegio “Yermo y Parres”, atendido por las Hermanas S.S.C.J.P., animaron la parte cantada de la Eucaristía y se hicieron cargo del servicio del Altar.

Imagen6.jpg

Al terminar la Eucaristía, todos los ahí presentes fueron invitados al ágape fraterno, preparado por las personas de la Parroquia y los Hermanos de la OFS que se hicieron presentes; hubo comida suficiente para todos y aún quedaron “doce canastos”.

Imagen5.jpg

La Parroquia y Convento fueron fundados por los PP. Jesuitas en el año de ______________ y el Convento, además, fue casa Noviciado para ellos. Ya por la tarde, después de un coloquio del Ministro provincial con el Sr. Obispo y el P. Provincial de los Redentoristas, y que se firmara el Convenio entre la Provincia y la Diócesis, sobre la Cura de la Parroquia, se realizó la Erección canónica de la Casa religiosa, ahora franciscana, bajo el Título de “La Sagrada Familia”, donde morarán nuestros Hermanos.