ENCUENTRO DE CASA DE FORMACIÓN INICIAL DE LA PROVINCIA DE MICHOACÁN

     Para propiciar la familiaridad entre los hermanos que se forman a la luz de la Regla y Vida de los Hermanos Menores, la Provincia de San Pedro y San Pablo de Michoacán tuvo a bien, por medio del secretariado para la formación y los estudios, realizar un Encuentro de Casas de Formación en Coroneo, Gto. con la fraternidad de san Mateo Apóstol, dicho evento comenzó el día 26 de junio para culminar en la fiesta provincia, es decir, el 29 de junio en la ciudad de Celaya, Gto.

     La Eucaristía de apertura fue presidida por el Ministro Provincial, Fr. Eduardo López, OFM y concelebrada por los organizadores director del encuentro, Fr. Antonio Miranda, OFM y Fr. Maximino Rangel, OFM; quien en su homilía habló de temas medulares que sustentaban el trabajo y el espíritu del acontecimiento.

     Todos los día del encuentro los hermanos, tenían vida en común, pues participaban de la Oración de la Iglesia y la Acción Litúrgica por excelencia, es decir, la Eucaristía; compartían los alimentos y los hermanos mismos se servían unos a otros; había momentos de ejercitación y caminata recreativa; actividades organizadas por las diferentes casas de formación inicial a saber: el Postulantado, Noviciado, Coristado de Filosofía y el Coristado de Teología para un mayor dinamismo.

     Cabe mencionar que el día 28 de junio los hermanos se trasladaron a el balneario “Agua Caliente” ubicado en las afueras de la ciudad de Acámbaro, Gto. en donde se pudo vivir un momento de esparcimiento personal y comunitario.

     Sin duda, las jornadas de reflexión tuvieron frutos pues eran compartidas desde diferentes ángulos; los temas principales que se trataron fueron: “los hermanos menores ante un mundo cambiante” y “la autoridad como servicio”, de esto, se tuvieron mesas de trabajo y diálogo fraterno.

     Para concluir el encuentro, se dio pasó al concurso (el cual se había convocado con anterioridad) en donde los hermanos en formación pudieron ofrecer sus dones y cualidades a la fraternidad, y así fue, pues tuvo una muy nutrida participación y los hermanos se divirtieron y gozaron el don de la fraternidad.

     Por la mañana del 29 de julio se dirigieron a la ciudad de Celaya para celebrar con la fraternidad provincial, a los santos patronos San Pedro y San Pablo, custodios de nuestra identidad provincial y garantes de la evangelización de estas tierras desde hace más de 450 años.

     El festejo inició con una Academia Científico-Cultural en el salón adjunto al convento, y después, se inició la concelebración Eucarística solemne en donde los hermanos dieron gracias a Dios por los bienes recibidos a lo largo de 450 años que como institución fue consolidada. También, se celebraron aniversarios de profesión religiosa, ordenación sacerdotal y diaconal siendo ellos los siguientes: Fr. Juan Ramírez, OFM, Fr. Martín Molina, OFM, Fr. Luis Ángel Pérez, OFM, cumpliendo 50 años de Vida Religiosa; Fr. Daniel Martínez, OFM, celebrando 25 años de Vida Religiosa y Fr. Miguel Ángel Campos, OFM, Fr. Enrique Muñoz, OFM,  Fr. Óscar Ponce, OFM, Fr. Ángel Cornejo, OFM, Fr. Hugo Córdova, OFM, Fr. Arturo Plancarte, OFM, Fr. Luis Alejandro Barajas, OFM, Fr. Carmelo Montuoso, OFM daban gracias a Dios por sus 25 años de Vida Sacerdotal y por último, Fr. Mario Cabrera, OFM celebraba 25 años de Vida Diaconal.

     Así pues, todo tenía un tinte muy festivo y de gratitud pues los hermanos de la Provincia convivían entorno a la Mesa del Señor y restituían al Sumo Bien todo cuanto habían recibido. De esta manera, concluyó el Encuentro de Casas de Formación, consolidando la identidad provincial desde el inicio de la adecuación a la Vida Minorítica.

A continuación algunas fotografías del evento:

Redactor: Fr. Carlos Abraham Ávila García

Fotógrafo: Fr. Juan Carlos Álvarez Martínez y Fr. Luis Enrique García